Noticias de la Fundación

Enfermera Elisa Suazo destaca:

La importancia del trabajo en equipo en la actualización y crecimiento de las enfermeras

Ya se encuentra todo a punto para llevar adelante las 5ª Jornadas de Enfermería cardiovascular que organizan las Enfermeras de la UCI Cardiovascular del Hospital Dr. Gustavo Fricke y que cuenta con el apoyo de la Fundación Kaplan. Consultada acerca de las expectativas y proyecciones de las Jornadas, la Enfermera Elisa Suazo nos adelantó algunas de sus impresiones.

 

¿Cuál sería el objetivo del curso?

- Dar a conocer nuestros avances en el tema y compartir nuestros conocimientos con otros profesionales.

 

¿Cuál de las temáticas destacaría?

- Por sobre todo la importancia del trabajo en equipo como un todo para obtener logros y crecer, manteniéndonos al día en las actualizaciones que aparecen y aprendemos. Además, haremos un primer taller práctico sobre contrapulsación intraaórtica.

 

¿Qué importancia tiene que la Fundación Kaplan esté respaldando este tipo de jornadas?

- El apoyo logístico y de personal, la ayuda en coordinación y respaldo para realizar una jornada de enfermería especializada. Las jornadas de enfermería son escasas, ni hablar acá en la región, y es porque es difícil financiarlas, pero son de suma importancia para unificar conocimientos y actualizarlos a quienes no conocen este tema. Agradecemos de antemano este esfuerzo y certiificación para nuestra actividad, que no existiría de otra forma.

¿Qué se espera de la 5ta edición de estas Jornadas?

- Espero que cumpla las expectativas de los asistentes, y que todo salga bien, ya que he sabido que ha aumentado la convocatoria lo cual nos alegra y hace sentir que cumplimos.

Sería importante que la Fundación nos siga apoyando, con proyectos de capacitación, tanto para el personal como para la comunidad, ya que estos no se dan todo el tiempo y suelen ser costosos, como lo es la salud en general.

 

 

Inauguración del Centro de Rehabilitación Cardiovascular

Otras Noticias

Curso Evaluación de la Condición Cardiorrespiratoria  |  octubre 2017

Curso Teórico-Práctico

EVALUACIÓN DE LA CONDICIÓN CARDIORRESPIRATORIA

Para la prescripción e intervención con ejercicio para el cuidado de la salud.

IV Curso de Factores de Riesgo y Prevención Cardiovascular | agosto 2017

IV CURSO DE FACTORES DE RIESGO Y PREVENCIÓN CARDIOVASCULAR

Concierto de Piano Con la Música en el Corazón | agosto 2017

F. Kaplan y Municipio de Viña del Mar adhieren al Mes del Corazón | agosto 2017

Fundación Kaplan y Municipio de Viña del Mar adhieren al Mes del Corazón incentivando el deporte y la alimentación saludable

La iniciativa fue encabezada por la alcaldesa Virginia Reginato y el vicepresidente de la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan, el Dr. Ernesto Aránguiz, junto al director del Área de Salud de la Corporación Municipal, Georg Hübner y la directora del Cesfam, Dra. Andrea Rastello.

Un diverso programa de actividades que se realizará durante agosto para adherir al Mes del Corazón 2017 se dio a conocer en el CESFAM Dr. Cienfuegos de Santa Inés, el cual incluye eventos que promueven la práctica de deporte y una alimentación saludable.

La iniciativa fue encabezada por la alcaldesa Virginia Reginato, el vicepresidente de la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan, el Dr. Ernesto Aránguiz, junto al director del Área de Salud de la Corporación Municipal, Georg Hübner y la directora del Cesfam, Dra. Andrea Rastello.

El programa que organiza la Municipalidad de Viña del Mar junto con la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Cardiovascular, promueve la vida sana a través del deporte y de una alimentación adecuada para prevenir enfermedades al corazón y cuidar la salud.

La alcaldesa Virginia Reginato comentó que “como municipalidad ya llevamos 13 años trabajando con la Fundación Kaplan y yo siento que cada vez la gente está mucho más motivada. Con mayor razón, los adultos mayores tenemos que participar, hacer ejercicios y cuidarnos para tener una buena calidad de vida”.

Por su parte, el vicepresidente de la Fundación Kaplan, el Dr. Ernesto Aránguiz, dijo que “estamos muy orgullosos de tener esta alianza con la Municipalidad de Viña del Mar, porque en los CESFAM se entrega atención de salud cardiovascular a los usuarios y sobre todo se promueve la prevención de enfermedades al corazón, a través de exámenes preventivos, controles de hipertensión, de diabetes, de colesterol”.

 

ACTIVIDADES

 

Para este mes se han organizado diversos eventos con el fin de fomentar estilos de vida saludables:

El primero de ellos fue el Concierto de Piano, en el Auditorio Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan.

– 16 agosto, 9.00 horas: Cross Country, Estadio Sausalito

– 18 y 19 agosto, 8.30 horas: Curso de Atención Primaria, Fundación Dr. Kaplan, Limache 1558.

– 23 agosto, 10.00 horas, CESFAM Juan Carlos Baeza: actividades con jardines infantiles y alumnos pre-básica.

– 27 agosto, 9.00 horas: Perro Running. 1 Norte Puente Casino.

Fuente: www.vinadelmar.cl | 4 de agosto 2017

Revise la galería de la actividad

Exitoso primer Cross-Country escolar | agosto 2017

Exitoso primer cross-country escolar apoyado por la Fundación Kaplan

En el Mes del Corazón los establecimientos de Santa Inés fueron citados a la primera corrida escolar 2017.

En el marco de la conmemoración del MES DEL CORAZÓN y la promoción de estilos de vida saludable, se realizó el Primer Cross Country Escolar para estudiantes de 7º y 8º año de Enseñanza Básica.

 

La largada se realizó en las inmediaciones del Estadio Sausalito de Viña del Mar, teniendo un recorrido como distancia límite de 4 Kilómetros alrededor de la laguna, siendo ésta, una locación ideal por sus características de jardín biótico, espacios ideales para la actividad física y la belleza que caracteriza a la Ciudad del Deporte.

Esta actividad fue organizada por el Centro de Salud familiar Cienfuegos de Santa Inés, en conjunto con la Casa del Deporte, de la I. Municipalidad de Viña del Mar.

Dicha actividad contó también con el apoyo de la Fundación Cardiovascular del Dr. Jorge Kaplan Meyer.

 

Fuente: CasadelDeporte.com

 

Muere en Bélgica impulsor del desarrollo cardiovascular en la región | 14 julio 2017

Muere en Bélgica impulsor del desarrollo cardiovascular en la región

El pasado 14 de julio y a la edad de 91 años, falleció el profesor emérito y jefe del servicio de cirugía cardiaca de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, Charles Henri Chalant (1926 – 2017).

El profesor Chalant visitó, desde 1986 y en más de una oportunidad, el Hospital Dr. Gustavo Fricke de Viña del Mar, aportando enormemente en la formación del equipo cardiovascular de nuestro hospital.

Inicialmente realizó intervenciones quirúrgicas de alta complejidad y posteriormente abrió las puertas para que reconocidos cardiólogos y cardiocirujanos del hospital pudieran completar periodos de formación en la Universidad Católica de Lovaina (Bruselas, Bélgica).  Ejemplos de ellos son los cardiólogos doctores Mauricio Aninat, Humberto Torres, Salvador Villablanca; los cardiocirujanos; doctores Ernesto Aránguiz, Andrés Vera, Manuel Novajas; y los anestesiólogos cardiovasculares, doctores Lorenzo Merello, Fernando Aranda y María Teresa de Prada.

Esto permitió darle un sello de calidad a nuestro servicio que se ha destacado en el país en los últimos años.

El Dr. Chalant fue uno de los precursores de la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan Meyer que cumple durante el presente año, 25 años de existencia.

El destacado académico y doctor, junto al profesor y cardiocirujano Jorge Kaplan, los doctores Ernesto Aránguiz y Oneglio Pedemonte entre otros facultativos belgas como el profesor Martin Goenen  y la profesora Yolande Kestens-Servaye, fueron los fundadores que han permitido que esta Fundación tenga hoy un rol relevante en el desarrollo del Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Dr. Gustavo Fricke, desarrollando proyectos como el corazón artificial, la rehabilitación cardiovascular y la investigación de las enfermedades cardiovascular entre otras muchas iniciativas.

Es por ello que con profundo pesar damos a conocer a la comunidad local el fallecimiento de un gran médico, maestro, humanista, impulsor del desarrollo cardiovascular de nuestra región.

Charles Henri Chalant tenía 91 años. Fue uno de los precursores de la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan Meyer.

49º Aniversario del Primer Trasplante de corazón realizado en Chile | 28 junio 2017

A cargo del Dr. Jorge Kaplan y su equipo

49º Aniversario del primer trasplante de corazón realizado en Chile

El 28 de junio de 1968, en el Hospital Naval Almirante Nef de Valparaíso, el doctor Jorge Kaplan Meyer salió del pabellón junto a su equipo, donde luego de 2 horas y 49 minutos, habían concluido exitosamente la operación del primer trasplante de corazón realizado en Chile.

La paciente fue María Elena Peñaloza, una joven de 24 años de edad, oriunda de  Panquehue, quien padecía de vulvopatía congénita con dilatación del miocardio. En la operación recibió el corazón del joven de 21 años Gabriel Véliz, fallecido debido a un tumor cerebral.

Una vez finalizada la operación y tras la expectación periodística que se vivió en la recepción del Hospital Naval, el médico y relacionador público, doctor Norman McCowley, señaló orgullosamente: “Señores, me alegra decirles que el trasplante ha sido un éxito“.

La primera operación de este tipo, se realizó en Sudáfrica solo seis meses antes, el 3 de diciembre de 1967, la que fue encabezada por el doctor Christian Barnard. En esa época las expectativas de vida de los trasplantados no eran muy altas y se debió lamentar la muerte de varios de ellos, al poco tiempo de la intervención.

María Elena, con esta operación, se convirtió en la segunda mujer en el mundo receptora de un corazón donado. El vital músculo comenzó a palpitar inmediatamente al ser trasplantado; instante exacto en que todos comprendieron que la operación había sido un éxito. Después de cuatro meses fue dada de alta, pero una trombosis acabó con su vida al poco tiempo.

La historia médica, en la que junto a los éxitos también se escriben muchas derrotas, vio poco a poco crecer la pericia de aquel equipo de médicos chilenos, que alcanzó gran renombre en el país. Posteriormente, el doctor Kaplan comentó; “lo hice a la chilena” y relató como transportó en una “olla comprada de su bolsillo“, el corazón en el primer trasplante de ese órgano realizado en Chile.

Anestesistas del Hospital Gustavo Fricke apoyaron primer trasplante en Concepción | 2 junio 2017

Anestesistas del Hospital Gustavo Fricke apoyaron primer trasplante en Concepción

Concepción, 30 de mayo 2017. El sábado recién 27 de mayo se realizó el primer trasplante cardíaco en el Hospital Regional de Concepción. Todo un hito para la medicina cardiovascular del sur de Chile, por cuanto se trata del primer trasplante de este tipo fuera de la zona central del país.

 

El jefe del Centro Cardiovascular del Hospital Regional de Concepción, Dr. Aleck Stockins junto con agradecer al Hospital Gustavo Fricke expresó sus agradecimientos en particular a su grupo de anestesistas cardiovasculares y a la Fundación Kaplan, particularmente en la persona del Dr. Lorenzo Merello. "Este grupo  nos ha estado ayudando desinteresadamente desde hace medio año en nuestro programa de cirugía cardiaca general", señaló.

 

Fuente: La Estrella de Valparaíso.

IV Simposio Internacional de Insuficiencia Cardíaca Avanzada | 15 de abril 2017

Más de un centenar de médicos del país se reunieron en el IV Simposio Internacional de Insuficiencia Cardíaca Avanzada en Viña del Mar

• Actividad fue organizada por la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan Meyer y la Sociedad Chilena de Cardiología Filial V Región.

Viña del Mar, 15 de abril 2017. Durante este viernes 7 y sábado 8 de abril , más un centenar de médicos especialistas del área tomaron parte del IV Simposio Internacional de Insuficiencia Cardíaca Avanzada, actividad que se llevó a cabo en el auditorio de la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan Meyer en Viña del Mar.

 

La actividad reunió a destacados especialistas internacionales y nacionales, entre quienes cabe mencionar al Dr. Carlos Porras y el Dr. Miguel López, del Hospital Universitario de la Virgen de la Victoria, de Málaga - España; el Dr. Antonio Curnis de la Univesidad de Brescia - Italia y el Dr. Wilson Mathias de Brasil.

 

Durante las dos jornadas del curso dirigido por el doctor Andrés Vera, se abordaron los desafíos pendientes en el área de la insuficiencia cardíaca, nuevas tecnologías y casos clínicos.

 

Cabe señalar que la insuficiencia cardíaca avanzada se refiere a la etapa terminal de un paciente y cuando éste no tiene más opción que no sea el trasplante o el uso de un dispositivo.

Con caminata y zumbatón, finalizó Mes del Corazón en Viña del Mar

Con caminata y zumbatón, finalizó Mes del Corazón en Viña del Mar

Se realizó el sábado 27 en el Borde Costero para promover estilos de vida saludable y fomentar el cuidado del órgano vital.

Promover estilos de vida saludable y fomentar el cuidado del corazón, es el objetivo de la masiva caminata y zumbatón “Mes del Corazón”, que el municipio de Viña del Mar organizó en conjunto con la Fundación Cardiovascular, “Doctor Jorge Kaplan Meyer”, este sábado 27de agosto en el Parque del borde costero de la Ciudad Jardín.

La caminata se inició a las 11 horas a la altura de 15 Norte, para trasladarse  hasta el anfiteatro de la Playa del Deporte, lugar  donde el Team de la Casa del Deporte  finalizó con la tradicional zumbatón de todos los sábados.

La iniciativa se enmarcó en la clausura del Mes del Corazón, para lo cual  la alcaldesa Virginia Reginato y el presidente de la Fundación, doctor Oneglio Pedemonte, habían realizado un llamado a la comunidad a participar de la actividad durante su lanzamiento realizado en la Escuela Bernardo O’Higgins, junto a los concejales Laura Giannici, Pamela Hödar,  Andrés Celis, y el director del área Salud de la Corporación George Hübner.

“Al igual que años anteriores con motivo del Mes del Corazón, estamos invitando junto a la Fundación Cardiovascular Jorge Kaplan, a toda la comunidad a participar de la caminata y zumbatón, actividad para fomentar estilos de vida saludable y la actividad física, y con el fin de que las personas tengan una mejor calidad de vida”, dijo la alcaldesa.

En el anuncio de las actividades que se realizaron el sábado, hubo acciones promocionales deportivas y recreativas a cargo de la Casa del Deporte, y se entregaron las poleras distintivas para incentivar la caminata y zumbatón.

El presidente de la Fundación, Oneglio Pedemonte, destacó los 12 años de trabajo que se realizan con el municipio en esta campaña: “La actividad física y la vida saludable que practican los niños es fundamental para tener un corazón  bueno  para cuando tengan más edad, de manera de evitar infarto cerebro cardiovasculares que redundará en tener una vida más saludable, y por eso hay que empezar en esta edad. Nosotros con esta campaña estamos previniendo, que es la única forma de prevenir que es la forma de invertir en salud. Queremos que la ciudad haga deporte y los adultos mayores estén siempre activos y moviéndose, como se fomento en el municipio”, detalló.

Revise la galería de la actividad

3º Curso de Factores de Riesgo

3º Curso de Factores de Riesgo y Prevención Cardiovascular

• Revise el material visual de las exposiciones del Curso en la Galería Multimedia.

• Revise la Galería de fotos del Curso.

Fundación Dr. Jorge Kaplan Meyer recibe Medalla Gobierno Regional Costa año 2016 | 13 junio 2016

Valparaíso, 13 junio 2016. Como un verdadero estímulo a seguir en la tarea que inspira el desaparecido cardiocirujano y precursor del trasplante cardíaco en Chile, Dr. Jorge Kaplan Meyer fue recibida la “Medalla Gobierno Regional Costa año 2016”, reconocimiento entregado este lunes 13 de junio con ocasión del 23° aniversario del Gobierno Regional de Valparaíso.

Fue el presidente de la entidad, Dr. Oneglio Pedemonte quien recibió este reconocimiento que destacó la labor desplegada por la fundación que recoge y difunde la labor médica desarrollada por el destacado médico viñamarino.

La actividad tuvo lugar en el teatro del Parque Cultural de Valparaíso y contó con la asistencia de autoridades y representantes de diversas entidades e instituciones de la región.

Como presidente de la fundación Kaplan, el doctor Oneglio Pedemonte agradeció el reconocimiento concedido por el Core señalando que ha tenido el honor de liderar a un equipo de profesionales de alto nivel y compromiso.

“Tuve el honor como presidente de recibir esta medalla pero represento a todo un gran equipo de profesionales tanto del área médica como no médica que estamos tratando de desarrollar un proyecto de innovación, de creatividad que propenda a mejorar el conocimiento científico que lleve finalmente a la mejor atención de nuestros pacientes”, destacó Pedemonte.

El core Manuel Millones explicó que todos los años el Consejo Regional en su mes de aniversario, distingue a autoridades o personas naturales que se han destacado en el quehacer regional  por provincia, aquellas que, según dijo, representan un aporte para el desarrollo de la provincia e incluso del país.

“En su minuto distinguimos al doctor Kaplan, hicimos una distinción en términos personales, pero ahora la diferencia es que estamos distinguiendo a la fundación y porqué es importante eso, porque creo que se cumple el objetivo de los que plantearon en vida al doctor Kaplan crear esta fundación porque permite dar fe  de que lo que se está haciendo fue lo correcto, fue bien diseñado, que se perpetua la memoria y particularmente el trabajo que impulsó en vida el doctor Kaplan de ser el pionero en materia cardiovascular y en este caso la fundación ha ido mucho más allá y ha puesto una impronta especial con tecnología”, destacó Millones.

En este sentido, la autoridad mencionó la adquisición de tecnologías que ha contado con aportes del mismo Consejo Regional para poder monitorear a los pacientes desde sus domicilios. Asimismo la habilitación del  Centro de Rehabilitación Cardiovascular que también contó con el respaldo financiero del Core, lo que fue destacado por el presidente de la fundación.

Fundación Dr. Jorge Kaplan Meyer recibe Medalla Gobierno Regional Costa año 2016

Reconocimiento fue recibido por el presidente de la entidad, Dr. Oneglio Pedemonte y se entregó en el marco del 23° aniversario del gobierno regional.

“Gracias al Core hemos obtenido el Centro de Rehabilitación Cardiovascular que ha tenido gran éxito hasta el momento. Hemos desarrollado un proyecto FIC que es la telerrehabilitación que permite atender exitosamente pacientes a distancia. Estos ejemplos han sido presentados en congresos a nivel internacional siendo reconocidos tanto la fundación, como el Servicio de Salud y el gobierno regional como una institución innovadora y es por eso que estamos muy agradecidos. Es un gran estímulo para seguir desarrollando nuevos proyectos en beneficio de los pacientes de manera de seguir el ejemplo de nuestro mentor que siempre fue un gran creador y gran innovador sin perder de vista la humanización de la parte médica”, detalló Pedemonte.

Finalmente el consejero Manuel Millones manifestó que esperan que este reconocimiento otorgado a la Fundación Kaplan sirva de estímulo y también represente un compromiso del Consejo Regional para con la labor que despliega el equipo profesional que integra esta institución.

“Creemos que es relevante distinguir y estimular el trabajo que ha realizado la fundación después de haber fallecido el doctor Kaplan en perpetuar su memoria pero particularmente en el trabajo  de prevenir para salvar vidas y obviamente vamos a seguir apoyándolos con estos estímulos, estos reconocimientos pero también con financiamiento para que sigamos haciendo aportes en salvar vidas como lo está haciendo la fundación”, concluyó.

 

Más de una centena de médicos del país se reúnen en el III Simposio... | 15 de abril 2016

COMUNICADO

Más de una centena de médicos del país se reúnen en el III Simposio Internacional de Insuficiencia Cardiaca Avanzada en Viña del Mar

Viña del Mar, 15 de abril 2016. A contar de este viernes 15 de abril y durante dos jornadas, cerca de una centena de médicos especialistas del área tomarán parte del III Simposio Internacional de Insuficiencia Cardiaca Avanzada, actividad que se llevará a cabo en el auditorio de la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan Meyer en Viña del Mar.

 

La actividad reúne a destacados especialistas internacionales y nacionales, entre quienes destacan la Dra. Ileana Piña considerada una de las especialistas más importantes en insuficiencia cardiaca en Estados Unidos miembro de la comunidad médica del Centro Médico Montefiore. También estarán como expositores los doctores Wilson Mathias y Carlos Eduardo Rochitty de Brasil, y Sergio Cánovas de España.

 

En la ocasión la Dra. Ileana Piña señaló que se considera que las mujeres le tienen pánico a las enfermedades de los senos y no a las enfermedades del corazón, pero estas últimas les puede provocar la muerte más rápidamente, “existe cinco veces más de probabilidad de morir del corazón que de cáncer de mama o útero, que es a lo que muchas mujeres le tienen  miedo. En Chile debiera existir una campaña nacional, nosotros en la Asociación Americana del Corazón estamos expandiendo a otros países programas preventivos.

 

En relación a síntomas de problemas cardiacos en mujeres detalló, “cuando una mujer tiene un infarto tiene más chance de generar una insuficiencia, tiene más probabilidad de romper el miocardio y morir. La mujer normal no reconoce esto porque los síntomas son diferentes a los que presenta un hombre. Porque el ataque tipo hollywood en que el hombre se aprieta el pecho no es así en mujeres. Muchas veces lo que se siente es quemazón, que se puede extender hasta el cuello, la quijada y los dientes, sudores fríos, fatiga, falta de aire. Por lo que si están esperando ese dolor tan grande y clásico de los hombres no lo van a encontrar.

 

Durante las dos jornadas del curso dirigido por el doctor Andrés Vera, se abordará los desafíos pendientes en el área de la insuficiencia cardiaca, nuevas tecnologías y casos clínicos. “Esta actividad tiene como objetivo el difundir la problemática de la insuficiencia cardíaca. Es un privilegio poder contar con la presencia de profesionales de altísimo nivel que dictan charlas y conferencias en los lugares más importantes del mundo”, precisó Vera.

 

El presidente de la Fundación Kaplan, Dr. Oneglio Pedemonte se refirió a la implementación de políticas públicas que permitan proteger a los pacientes con este tipo de patologías y el trabajo que lleva adelante la institución que preside.

 

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte. De hecho ya la insuficiencia cardiaca es considerada la epidemia del siglo XXI, lo que significa una mayor carga financiera, un mayor gasto en salud para el Estado”, afirmó Pedemonte.

 

En el mismo sentido agregó, “en Chile somos pioneros en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca, pero también ofrecemos algo que es muy importante que es brindar una segunda oportunidad a través de la rehabilitación para que nuestros pacientes puedan acceder a una vida más llevadera. La experiencia mundial así lo señala: mientras más gente acceda a rehabilitación cardiovascular tendremos mejores expectativas de vida”.

 

Sergio Cánovas, médico español experto en restauración ventricular valoró la iniciativa de la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan Meyer y el poder estar presente en el Simposio, “todo lo que se haga en prevención es bienvenido, el informar a pacientes sobre la importancia de evitar hábitos tóxicos, todo redunda positivamente sobre los enfermos y la población en general”, indicó.

 

Cabe señalar que la insuficiencia cardiaca avanzada se refiere a la etapa terminal de un paciente y cuando éste no tiene más opción que no sea el trasplante o el uso de un dispositivo.

• Actividad es organizada por la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan Meyer, la Sociedad Chilena de Cardiología Filial V Región y la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso.

• En la ocasión la destacada Dra Ileana Piña relevó la importancia de contar con programas preventivos especialmente en mujeres en que los síntomas son silenciosos y muy diferentes a los que presentan hombres.

Primer Simposio de Rehabilitación Cardiovascular | 15 de marzo 2016

Viña del Mar, 15 de marzo de 2016

Primer Simposio de Rehabilitación Cardiovascular

Nuevo Centro de Rehabilitación Cardiovascular de la Fundación atenderá a 400 pacientes...

Viña del Mar, 3 de marzo de 2016

Nuevo Centro de Rehabilitación Cardiovascular de la Fundación Dr. Jorge Kaplan Meyer atenderá a 400 pacientes de la red asistencial

• Iniciativa permitirá realizar más de 7 mil sesiones al año para 400 pacientes beneficiarios de la red asistencial.

• Infraestructura y equipamiento del Centro de Rehabilitación Cardiovascular es actualmente una de las más modernas en su categoría a nivel Latinoamericano

Esta mañana fueron inauguradas las nuevas instalaciones del Centro de Rehabilitación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan Meyer, situadas en calle Limache 1558 en Viña del Mar, en el mismo recinto donde funciona la Fundación que recuerda el legado del destacado cardiocirujano y ex alcalde viñamarino.

La ceremonia, que contó con la presencia de Intendente Gabriel Aldoney, Dr. Oneglio Pedemonte Presidente de la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan, Secretaria Ministerial de Salud María Graciela Astudillo, Alcaldesa de Viña del Mar Virginia Reginato, Director del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota Dr. Francisco Acevedo, Presidente del Consejo Regional Mario Pérez, Consejeros, Concejales, pacientes y familiares, estuvo marcada por el emotivo recuerdo de la figura del médico pionero en realizar trasplantes cardiacos en el país, quien hace solo unos días – el pasado 27 de febrero - habría cumplido 90 años de vida.

La inauguración del Centro se concreta sobre la base del proyecto de reposición de equipamiento cardiovascular presentado por la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan y el Hospital Dr. Gustavo Fricke al Gobierno Regional en el año 2014.

El proyecto fue aprobado por el GORE a inicios del 2015 y contó con el apoyo unánime de la comisión de salud, aprobando 241 millones para la compra del moderno equipamiento. Por su parte la Fundación Cardiovascular aportó 213 millones de pesos en la construcción de esta moderna y funcional infraestructura, considerada una de las más modernas en su categoría a nivel Latinoamericano.

Este proyecto permitirá realizar unas 7 mil 200 sesiones al año, rehabilitando a un número superior a los 400 pacientes beneficiarios de la red asistencial en salud, que verán incrementada su calidad de vida.

En la ocasión el Dr. Oneglio Pedemonte Presidente de la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan, indicó, “nuestro concepto de rehabilitación, es para aquellos pacientes que nosotros hemos denominado de prevención secundaria, que han tenido un evento cardiovascular, ya sea un infarto, una operación, insuficiencia cardiaca, o una angioplastía. A todos ellos les brindamos una segunda oportunidad. Para eso una parte importante de nuestro equipamiento son por ejemplo las bicicletas y el esfuerzo físico, pero lo más importante, y para eso nosotros luchamos, es que exista un cambio en sus vidas, que adopten conductas de vida saludable y para eso trabajamos con equipos multidisciplinarios como psicólogos, nutricionistas, kinesiólogos, etc, que implementan nuestra tecnología y protocolos para que los pacientes lleven una mejor calidad de vida y sobrevivan más”.

 

Por su parte el Intendente Regional Gabriel Aldoney, señaló, “este Centro tiene un sentido muy importante para la región. Es importante relevar el acuerdo que ha existido entre el Gore y la Fundación Kaplan, que está abocada a desarrollar labores como ésta de rehabilitación, de investigación y promoción de actividades académicas en el ámbito de enfermedades cardiovasculares, esto sin duda fortalece la salud pública.”

Ramón Barrientos, paciente de 70 años del Centro de Rehabilitación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan, relató, “llegué por un infarto a la emergencia del Fricke en Julio del año pasado y gracias a todos los profesionales estoy hoy paradito. Luego fui derivado a este Centro Kaplan y me he recuperado en más de un 80%. En este lugar he encontrado más esperanza de vida, me siento bien, con ánimo y ganas de vivir.”

 

Características Centro Rehabilitación Cardiovascular

 

Cabe destacar que el Centro de Rehabilitación Cardiovascular cuenta con tecnología de punta, incluye equipos altamente sofisticados y de alta generación para evaluaciones de parámetros de capacidad física, mediciones de laboratorio y funciones respiratorias generales. Cuenta con maquinaria, equipos y personal necesario para la planificación de ejercicio, equipo de tele monitoreo y monitoreo con vigilancia para cada paciente. Se cuenta además con personal altamente calificado y personalizado en el área de la nutrición, psicología, cardiología y kinesiología.

Está orientado principalmente para pacientes, del punto de vista social y de la salud, vulnerables, derivados del Servicio de Salud Viña del Mar - Quillota. Esencialmente del área de la  Insuficiencia Cardiaca y post operados del área de la Cirugía Cardiovascular.

 

Fundación adquirió moderno equipamiento que permite corregir arritmias cardíacas

1 de enero 2016

Fundación Dr. Jorge Kaplan Meyer, adquirió moderno equipamiento que permite corregir arritmias cardíacas

Convenio entre el Hospital Gustavo Fricke, la Fundación Cardiovascular y la Clínica Reñaca permitió operar a paciente Fonasa de sólo 17 años.

Un trascendental salto tecnológico logró concretar hace sólo unos días el Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota, luego que   gracias   a   un   moderno   equipamiento   adquirido   por   la Fundación Cardiovascular Dr. Jorge Kaplan Meyer, un paciente de 17 años que padecía una arritmia cardiaca, fue sometido a un procedimiento de vanguardia en este tipo de patologías. Se trata de la utilización del sistema Carto, tecnología de mapeo electroanatómico que permite obtener una reconstrucción tridimensional de las aurículas o el ventrículo para corregirla arritmia cardíaca, patología que actúa como una especie de cortocircuito en el corazón.

 

PRIMERO EN LA REGIÓN

El   procedimiento,   primero   en   su   naturaleza   en   la   región, representa   un   avance   sustantivo   respecto   del   método convencional   que   hasta   ahora   se   había   empleado   para solucionar este tipo de afecciones, las que lamentablemente y tal como ocurre a nivel mundial, se han vuelto cada vez más frecuentes   en   la   población   chilena   y   a   edad   cada   vez   más temprana.

El   doctor   Oneglio   Pedemonte,   presidente   de   la   Fundación Kaplan recordó que hace casi una década se viene empleando la electrofisiología   en   el   Hospital   Dr.   Gustavo   Fricke,   para corregir   las   arritmias   cardíacas,   mejorando   de   manera sustantiva   la   calidad   de   vida   y   la   sobrevida   de   los pacientes. Sin   embargo,   el   profesional   admitió   que   con   el   método convencional   se   trabajaba,   por   graficarlo   de   un   modo,   a ciegas,   sin   la   exactitud   que   brinda   la   actual   tecnología médica.

“El   Carto   es   un   navegador   que   permite   reconstruir prácticamente todas las áreas del corazón y no solamente eso sino   que   además   dirigir   estos   catéteres   al   lugar   preciso donde   se   produce   este   cortocircuito.   Esto   se   llama   ‘mapeoelectroanatómico’   y   permite   obtener   una   reconstrucción tridimensional de  las   aurículas o  el   ventrículo para  ir   de manera   dirigida   a   ablacionar   esa   arritmia   y   solucionar   el problema”, explicó Pedemonte.

 

CÓMO FUNCIONA

El “mapeo electroanatómico” es un campo electromagnético que permite detectar exactamente el corazón y saber con precisión dónde está la arritmia. De manera sencilla, el Dr. Pedemonte señala que al paciente se le colocan unos parches especiales que   se   instalan   en   distintos   lugares,   generando   un   campo electromagnético   que   permite   saber   dónde   está   el   problema eléctrico.

“El campo electromagnético detecta dónde está el problema y con los catéteres por dentro se puede llegar exactamente al lugar preciso donde se va a producir la ablación”, detalló el especialista al tiempo que añadió que junto con la precisión, este nuevo procedimiento permite acceder a focos de arritmia a los que con los métodos convencionales no se podía llegar.

 

Tal   era   el   caso   de   la   intervención   médica   recientemente realizada en dependencias de la Clínica Reñaca - esto hasta que no concluya la construcción del nuevo hospital Fricke -  y que benefició a un paciente de 17 años que se había sometido a   dos   procedimientos   convencionales   sin   lograr   superar   su afección.

La operación estuvo a cargo del equipo médico compuesto por los   cardiólogos   electrofisiólogos   del   Hospital   Gustavo Fricke, doctores Jhonny Ríos y Álvaro Vargas; y la enfermera especialista en electrofisiología, Francesca Adofacci.

 

Dr. Axel Haverich: En 10 años más tendremos una tercera alternativa para el tratamiento...

Doctor Axel Haverich, profesor de la Universidad de Hannover (Alemania):

"En 10 años más tendremos una tercera alternativa para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca terminal"

La insuficiencia cardiaca terminal es catalogada por la comunidad médica como "la epidemia del siglo XXI", de ahí lo esperanzadora de la clase magistral ofrecida este viernes 4 de diciembre en el auditorio de la Fundación Jorge Kaplan Meyer de Viña del Mar, por el doctor y académico de la Universidad de Hannover (Alemania) Axel Haverich, quien manifestó su convicción en que en los próximos 10 años existirá una tercera alternativa para este tipo de pacientes: la terapia celular.

Invitado por la Fundación que recoge el legado del pionero en los trasplantes cardiacos en Chile y ex alcalde de la Ciudad Jardín, Jorge Kaplan, el destacado profesor alemán planteó el escenario actual para enfrentar esta enfermedad, índices de sobrevida y las bajas tasas de donación de órganos.

Previo a la charla ofrecida a profesionales y estudiantes del área de la salud, el connotado académico explicó que existen 30 años de experiencia con trasplante cardiaco y sólo 10 con el uso de dispositivos de asistencia ventricular.

"Mientras los resultados clínicos del trasplante cardiaco se mantienen estables hasta ahora y no han podido ser mejorados, los resultados de los pacientes con asistencia ventricular han mejorado notablemente. No obstante lo anterior, todavía, después de 5 años de la intervención, los resultados del trasplante cardiaco son mejores que los resultados luego de un implante de un corazón artificial", admitió Haverich, precisando que en este sentido, el trasplante sigue siendo la mejor opción para el paciente.

 

LO QUE VIENE

Pero lo más esperanzador del discurso del profesor Haverich, fue conocer los grandes avances que ha alcanzado la investigación científica y el surgimiento de una tercera opción para los pacientes con insuficiencia cardiaca terminal.

"Estoy convencido que en 10 años más tendremos una tercera alternativa para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca terminal: el trasplante cardiaco, los dispositivos de asistencia ventricular y un reemplazo biológico", explicó el médico.

¿En qué consiste el reemplazo biológico?

"El futuro es a través de tejidos del paciente, crear nuevos órganos o quizás dispositivos biológicos de soporte y ya somos capaces de crear, a partir del tejido humano, una gran cantidad de células y seguirlas reproduciendo", añadió el académico.

¿Eso significa que el corazón podría ser reemplazado?

"Probablemente no se requerirá cambiar todo el corazón sino que, como actualmente se hace con los dispositivos de asistencia ventricular, en el fondo crear un soporte biológico en vez de mecánico".

En la Universidad de Hannover ya se están realizando pruebas científicas en ovejas.

Lo extraordinario de estos estudios es que apuntan hacia un soporte biológico que permitiría ir mejorando las condiciones de salud del paciente.

"El dispositivo mecánico cuando se implanta nunca va a ser mejor que al momento del implante. El corazón que se trasplanta nunca va a ser mejor que al momento en que se trasplanta. Los dos probablemente tienen un decaimiento a través del tiempo. La idea que tenemos nosotros es crear un soporte biológico que sea capaz de mejorar a través del tiempo porque probablemente seremos capaces de entrenar y de mejorar la regeneración", precisó el doctor Haverich.

4 de diciembre 2015

Ya no será sólo el trasplante ni el corazón artificial, sino que la llamada "terapia celular".

SOCIO HONORARIO

Tras la clase magistral ofrecida por el médico alemán, el presidente de la Fundación Cardiovascular Jorge Kaplan Meyer, Oneglio Pedemonte, nombró a Alex Haverich como socio honorario de esta entidad.

Asimismo y en representación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso, el doctor Antonio Orellana, declaró profesor visitante al facultativo y académico de la Universidad de Hannover.

"Estamos consolidando una relación de amistad con la Universidad de Hannover en un área particularmente importante para nosotros que es el desarrollo de la insuficiencia cardiaca terminal, el trasplante y el corazón artificial, que para nosotros va a seguir siendo motivo de mucha preocupación porque la insuficiencia cardiaca es la epidemia del siglo XXI y tenemos que resolver los problemas que tienen los pacientes", destacó Pedemonte.

Al término de la actividad en la Fundación Kaplan, el profesor Haverich firmó un acuerdo marco de relación entre la Universidad de Valparaíso y la de Hannover, lo que permitirá  un importante intercambio científico entre ambas casas de estudios.

El director del Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota, doctor Francisco Acevedo destacó la presencia del médico alemán y el aporte de la Fundación Kaplan al perfeccionamiento docente de las futuras generaciones de médicos.

"Creo que esto no es un azar sino que el resultado y la herencia del propio doctor Kaplan y de sus discípulos los doctores Pedemonte y Aránguiz quienes han sido capaces de mantener este legado. Estamos felices de tener estas instalaciones que ellos han financiado, porque aquí no hay fondos del servicio, son fondos que ellos han buscado y que han tenido el apoyo de la comunidad", precisó Acevedo.

 

La tercera alternativa para la insuficiencia cardiaca terminal

Actividades Mes del Corazón 2015

Caminata y Zumbatón Campaña Mes del Corazón  2015

Cicletada Hospital San Camilo de San Felipe

Curso de Factores de Riesgo y Prevención Cardiovascular 2015

Curso de factores de riesgo y prevención cardiovascular 2015

Lanzamiento Mes del Corazón 2015

Lanzamiento Mes del Corazón 2015

Con especial énfasis en la prevención de enfermedades cardiovasculares en la ciudadanía, se iniciaron oficialmente las actividades programadas en el marco del Mes del Corazón, que ha organizado el municipio viñamarino en conjunto con la Fundación Cardiovascular “Doctor Jorge Kaplan Meyer”.

El lanzamiento de esta iniciativa se realizó en el Centro de Salud Familiar (CESFAM) “Brígida Zavala” de Forestal, donde se mostraron parte de las diversas acciones que se llevarán a cabo durante agosto en este tipo de recintos, como por ejemplo, degustación de alimentos saludables, clases prácticas de gimnasia cardiovascular y charlas preventivas, entre otras.

 

REF. WEB. I MUNIC. VIÑA DEL MAR

 

Primer Ciclo Conciertos de Piano 2015

1º CICLO CONCIERTOS DE PIANO 2015

SIMON ECKHARDT   |  14 DE AGOSTO | 20 HRS.  |  MES DEL CORAZÓN

 

Gran talento que a sus 22 años de edad cuenta con importantes escenarios tales como Teatro del Lago (Frutillar), Teatro Oriente (Santiago), Teatro Municipal de Viña del Mar, entre otros. Premiado en las categorías latinoamericanas del Concurso Arrau 2010 y 2012, ganador del premio a la mejor interpretación de las obras obligatorias. Recientemente egresado del Conservatorio de Música Sergei Prokofiev bajo la tutela del pianista Mario Cervantes, ha sido aceptado para continuar sus estudios superiores de piano en la prestigiosa Hochshule fur Musik de Hamburgo. Interpretará obras de Beethoven, Liszt y Ravel.

 

P R O G R A M A

Ludwig van Beethoven

Sonata Op.31 N°2 “La Tempestad”

1. Largo - Allegro

2. Adagio

3. Alegreto

Franz Liszt

- Estudio de ejecución transcendental N°10 “Allegro agitato molto”

- Balada N°2

Maurice Ravel

Sonatina

1. Moderado

2. Movimiento Minuet

3. Animado

Kaplan, el maestro y sus discípulos

Kaplan, el maestro y sus discípulos

En 1967, un país con poco desarrollo e historia pudo emprender una tarea tan titánica como el haber realizado el primer trasplante de corazón en Chile. Ese hito marcó a un hombre en particular y a una generación de médicos que, actualmente, continúan su legado científico, social y humano.

Jorge Kaplan Meyer obtuvo reconocimiento internacional en junio de 1967 al ser el segundo cirujano en el mundo en realizar un trasplante de corazón y, por tanto, el primero en Chile.

“Evidentemente fue un día que significó, en lo personal, una gran satisfacción, pues se concretó una labor de meses de esfuerzo. Este fue un logro que abarcó varios ámbitos: experimental, organizacional y formativo, ya que se preparó a un equipo multidisciplinario. Todo ello permitió el éxito del trasplante, al mismo tiempo que cumplimos nuestra labor como médicos”, recordaba el doctor Kaplán en una de las últimas entrevista que concedió sobre el tema a SAVALnet, hace más de una década.

Cuenta la leyenda que el día sábado 3 de diciembre de 1967, cuando el cirujano sudafricano Christiaan Neethling Barnard se encontraba en el Groote Schuur Hospital de Cape Town realizando el primer trasplante de corazón del mundo a Louis Washkansky –un enfermo desahuciado que sobrevivió sólo 18 días y falleció por una pulmonía- el doctor Kaplán estaba interviniendo en Valparaíso. Abrieron la puerta del pabellón y le contaron lo que estaban anunciando en las noticias. Él, focalizado en lo que estaba, habría dicho: “muchachos, no nos desconcentremos. Nosotros vamos a estar en eso mismo en poco tiempo más”:

Y así fue. Sólo seis meses después, un 28 de junio de 1968, el especialista intervino en el Hospital Naval Almirante Nef de Valparaíso a la joven María Elena Peñaloza, una modesta costurera de 24 años que padecía una valvulopatía congénita con dilatación del miocardio, quien recibió el corazón del joven de 21 años Gabriel Véliz, muerto debido a un tumor cerebral.

El cirujano entró a pabellón junto a un equipo multidisciplinario de profesionales a las 12:30 horas y luego de dos horas y 49 minutos el vital músculo comenzó a palpitar inmediatamente. Lo médicos se miraron con alegría y comprendieron que la operación había sido superada.

Ante la expectación periodística, el doctor Norman McCowley, médico y relacionador público del Hospital Naval, salió al encuentro de la prensa y señaló con orgullo: “señores, me alegra decirles que el trasplante ha sido un éxito”.

Este tremendo acontecimiento enorgulleció al país y lo insertó en la senda del desarrollo científico. Marcando un hito en la historia médica a nivel latinoamericano. Después de cuatro meses la paciente fue dada de alta, pero una trombosis acabó con su vida 133 días después.

 

La intervención a “a la chilena”

 

Con el tiempo, se fueron revelando los detalles de esta operación que –como el mismo especialista confidenció- “realizó a la chilena”. Al no contar con experiencia previa, tuvieron que preparar a un equipo de la más alta calidad profesional, revisar acuciosamente problemas inmunológicos, de laboratorio, quirúrgicos y muchos otros imprevistos que se podían presentar. “Había que responder a la inquietud y atención de las sociedades científicas y los medios de comunicación, que estaban al tanto y pendientes de los resultados de este primer trasplante, algunos mirando con recelo lo que esto significaba. Y también había que dejar en alto el nombre de las autoridades de la Armada y del Hospital Naval, por la confianza que habían depositado en este equipo”, relataba el doctor Kaplán.

La revista Ercilla N°1724 de julio de 1968, dedicó un gran especial sobre el primer trasplante de corazón en Chile. El encargo de realizarlo fue Wilfredo Mayorga, el afortunado periodista y ensayista entró a pabellón y presenció este hito.

El doctor Jorge Kaplán y la doctora Carmen Luz González, anestesista y perfusionista que controlaba la máquina corazón-pulmón, la que permitió la realización del trasplante de corazón a María Elena Peñaloza, siempre estuvieron comunicados. El equipo, previamente, había acordado no seguir la técnica desarrollada, seis meses antes, por el pionero Christian Barnard en Sudáfrica, sino que optarían por un método que les permitiría contar con más tiempo para realizar la cirugía.

Parte de lo que pasó durante esas horas, fue descrito así por Mayorga. “Doctora, voy a soltar la cava superior. Sí, doctor. Me voy. Sí, doctor, cuando quiera. Doctora, voy a librar la aorta. Y en ese momento vemos cómo la pinza que apretaba aquella fundamental arteria la libera y presenciamos un milagro humano: el corazón trasplantado comienza a latir sin otro estímulo que la sangre que entra. Tras la sensación de alivio –añade el periodista- todos comentan a viva voz en lo alto del quirófano y han perdido la religiosidad del silencio a que les empujaba el temor. Se oye una voz, como una invitación, es Kaplán. Bueno, ahora podemos hacer cualquier cosa. El cardiólogo Jorge Alvayay, quien también forma parte del equipo, sólo ha dicho una sola palabra dirigida a Kaplán: ¡maestro!”

“En realidad la idea de hacer un trasplante en esa época fue un problema bastante controversial, incluso a nivel de la sociedad científica chilena. Hoy, mirando hacia atrás y en perspectiva, el error de negarse a este adelanto quedó de manifiesto, porque el trasplante ha permitido salvar y prolongar la vida de muchas personas. No sólo el de corazón, sino que de todo tipo. Por lo tanto, no cabe duda que esta herramienta –iniciada por el doctor Kaplán- a través de los años y los adelantos ha sido bien orientada y utilizada”, destaca el doctor Oneglio Pedemonte Villablanca, jefe de la Unidad de Paciente Crítico Cardiovascular del Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, presidente de la Fundación Dr. Jorge Kaplán Meyer, amigo personal del cirujano y uno de sus más cercanos discípulos.

La periodista y escritora magallánica Patricia Stambuk Mayorga, 27 años después de realizada la intervención, quiso conocer más detalles sobre esta empresa quirúrgica. En una íntima entrevista el especialista se sinceró y reconoció los riesgos que tuvo que correr para sacar adelante la operación.

“Tengo que haber tenido bastantes agallas para hacer los trasplantes, porque tenía prácticamente a todo el cuerpo médico en contra. Si hubiera fracasado, no habría podido seguir ejerciendo la medicina. Me amenazaron. Si no resultaba, iba a ser acusado al Colegio Médico y a la Sociedad de Cirujanos. Pero confiaba en mi equipo y no dudé en seguir la convicción de que todo saldría bien”.

El fallecimiento de la joven costurera se debió a causas no cardiacas, pero para el doctor Kaplán ella ayudó, junto a los pacientes futuros, a abrir el camino para realizar trasplantes en Chile.

“De hecho, Nelson Orellana, el segundo paciente al que trasplantamos, fue en esa época el quinto de más larga sobrevida en el mundo, lo que reflejó –claramente- los avances que logramos. Al abordar este caso, estábamos más preparados, teníamos más experiencia en la técnica y en el tratamiento postoperatorio. Además, contribuimos con la variación en la práctica quirúrgica, que hizo más rápido el regreso de la circulación al corazón trasplantado”, recordaba.

Esta hazaña abrió las puertas a la ciencia chilena para avanzar en sus investigaciones con mayor vehemencia y para despertar en futuras generaciones de cirujanos la preocupación por esta materia.

“Este hecho abrió la mente de muchos, los llevó a soñar, a crear, a razonar, a buscar nuevas tecnologías, pero siempre bajo preceptos éticos que todo profesional en esta área debe tener”, reflexionaba el doctor Kaplán a décadas de la operación.

 

El hombre extrovertidamente introvertido

 

El doctor Kaplán nació el 27 de febrero de 1926 en Santiago, donde cursó sus estudios en la Alianza Francesa. Luego ingresó a medicina a la Universidad de Chile y obtuvo su título de médico cirujano en enero de 1951.

Su labor profesional la desarrolló en el Hospital Naval Almirante Nef de Valparaíso, donde ejerció como jefe de Cirugía, del Departamento Experimental y del Instituto de Tórax y Trasplante; en el Sanatorio de Valparaíso; en el Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso; en Hospital Gustavo Fricke como jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular.

Además, fue profesor titular del Curso de Fisiología y Fisiopatología y profesor honorario de Cirugía en la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso, entre otras labores pedagógicas. Participó en diversas comisiones de estudio, posgrados y simposios nacionales y extranjeros.

Formó parte de nueve sociedades nacionales y cinco extranjeras y fue Miembro Honorario de la Academia Chilena de Medicina; presidente de la Sociedad de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, en 1986; y presidente, durante dos períodos, de la Corporación de Fomento Nacional de Trasplantes.

En 1993, fue premiado por la Sociedad Chilena de Cirugía como Maestro de la Cirugía Chilena y, a partir de 1999, fue Miembro Honorario del Sistema Nacional de Servicios de Salud (SNSS) y presidió la Comisión de Trasplante del ministerio de Salud.

En 1996 inició su labor política al asumir como concejal de la Ilustre Municipalidad de Viña del Mar, sin dejar de lado su ejercicio profesional. Y, cuatro años más tarde, fue elegido alcalde de la Ciudad Jardín, por amplia mayoría, cargo que desempeñó hasta 2004.

Fue justamente ese año, cuando señaló que la medicina era una acción social. “Para mí, la política es una forma de ejercer, como médico, esta acción en bien de nuestra ciudadanía y el desarrollo de su comuna. Por lo que en este campo, el ejercicio de la medicina cumple cabalmente con su finalidad primera: estar al servicio de la vida humana”.

El éxito de la cirugía catapultó al doctor Kaplán hacia la fama, a pesar de la muerte de María Elena Peñaloza. Recibió todo tipo de honores y distinciones, convirtiéndose en el personaje popular del momento, una especie de héroe nacional, hecho que lo complicaba bastante, porque era una persona de muy bajo perfil. Asumiendo que su trabajo significaba un gran paso científico, mantuvo una sencillez y modestia absoluta, destacando siempre que había sido obra del trabajo de un equipo: no de una sola persona.

“El mérito de eso fue trabajar en equipo, pero no va más allá. No considero que haya sido una cosa del otro mundo. Si resultó bien, macanudo. Creo que dimos un paso y los pasos cuesta darlos, pero es cosa de esfuerzo”, decía cuando le preguntaban qué significaba para él este hito.

Siempre humilde, cariñoso, afable y cercano, así se lo recuerdan en el Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, donde generaciones de médicos recurrieron a él no sólo en busca de un consejo médico, técnico o quirúrgico, sino que también humano. Fue un hombre integral, siempre tenía la palabra precisa o el pensamiento certero, cuando alguien requería de él.

 

Liderazgo y motivación colaborativa: la mirada de sus cercanos discípulos

 

El doctor Ernesto Aránguiz Santander, jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar desde 1994, tuvo la suerte de trabajar más de 30 años junto a “don” Jorge, como él lo llama, de quien aprendió mucho.

“Si el trasplante cardiaco en el mundo fue un hecho mediático y extraordinario, el que un chileno haya sido capaz de hacer lo mismo fue realmente algo que llenó de orgullo a la nación entera, fue un hito súper importante. En lo personal, yo toda mi vida quise ser médico, así que estaba dentro de mis objetivos desde ese entonces también. En esa época ya me veía como doctor, a lo mejor como cirujano, pero llegar a hacer un trasplante cardiaco, lo veía como algo extraordinario. Pero en la vida se van dando las cosas en forma sucesiva y uno, a veces, no se da ni cuenta cómo van llegando. Cuando uno tiene que subir tres pisos lo debe hacer subiendo peldaño por peldaño y cuando llegaste al tercer piso, casi lo hiciste sin darte cuenta, es parte del proceso. Así que, en realidad eso que parecía tan extraordinario en un momento dado, se dio cómo tenía que darse: con la naturalidad que corresponde a estos tiempos”, confiesa.

“Él era un maestro, de esos de verdad. No solamente, por sus competencias médicas y científicas o su creatividad, sino que también por su gran capacidad de entrega y enseñanza, algo que en medicina es muy importante, porque los verdaderos maestros son aquellos capaces de traspasar generaciones. Él dejó un gran legado. Nosotros, en este momento, aspiramos a que continúe y trascienda, independientemente de quién esté a cargo del Servicio o del Programa de Trasplante. Hacia eso van dirigidos nuestros afanes. De hecho, nosotros somos un centro formador de cirujanos cardiacos, de cirujanos que hacen trasplantes cardiacos también acá y eso nos permite cumplir –en parte- con la misión que nos ha dejado el doctor Kaplán”, dice el especialista.

Estas palabras las reafirma el doctor Oneglio Pedemonte. “Me formé en anestesiología e intensivo cardiovascular en Bélgica. Llegué a Chile en 1985 y el doctor Juan Luis González, presidente del Colegio Médico en esos años, fue quien me presentó al doctor Jorge Kaplán. Luego de una corta conversación, me invitó a trabajar con él al Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar y yo no lo dudé. Yo era joven y sentí que podría aprender mucho bajo la sombra de ese grandioso árbol. No me equivoqué”.

Con el tiempo, ambos médicos se convirtieron en grandes amigos. “Era una persona muy afable, muy cercana. Uno se imaginaba que alguien tan importante como él pudiese establecer barreras, todo lo contrario: siempre había conversación fluida. Tenía mucho ímpetu y ganas de hacer cosas nuevas. Estaba constantemente estudiando y leyendo sobre novedades internacionales en el área cardiovascular. A mí me motivaba su capacidad de emprendimiento para mejorar y progresar en el desarrollo de esta apasionante área”.

El doctor Andrés Vera Peralta, subjefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar y presidente de la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular (Sochicar), Filial Valparaíso, realizó una beca primaria en cirugía en Valdivia y, por esas casualidades de la vida, eligió la ciudad de Viña del Mar para devolverla.

“Nunca pensé que me iba a dedicar a lo que estoy haciendo hoy. No estaba dentro de mis planes. Llegué a la cirugía cardiovascular luego de formarme en cirugía pulmonar en el Hospital del Tórax en Santiago. Cuando me trasladé a Viña, me integré al equipo del Servicio de Cirugía del Hospital Gustavo Fricke. Accidentalmente, fue ahí donde conocí al doctor Kaplán. En alguna oportunidad, me invitó a ayudarlo en algunas cirugías cardiovasculares y él me ayudaba y aconsejaba en mis cirugías torácicas. Fue así como empezamos a conocernos. Compartirnos en el pabellón triunfos y derrotas, una experiencia increíble. No tiene precio”, reflexiona.

“Él –agrega- era un hombre como cualquier otro. Sencillo, eso llamaba mucho la atención. Era muy alegre. Nunca se le veía triste, pese que podía estarlo. Siempre nos apoyaba en ideas sobre proyectos, planes, desarrollos y emprendimientos dentro del Servicio. El repetía siempre una frase: uno siempre tiene que tener una culebra. Eso significaba que tenías que hacer algo que otra persona no hiciera, para destacarte en eso, aunque hicieras el resto de las cosas igual a otro. Y por eso, dentro de nuestro equipo, se fueron abriendo distintas líneas de desarrollo en todos los ámbitos de la especialidad. Por lo tanto, cada uno debía liderar su campo. Esa fue una de las principales enseñanzas que nos dejó a todos nosotros que hemos querido seguir su legado”.

“Yo conversaba mucho con él en las tardes. Estudiábamos y planificábamos técnicas. Un día me dijo maestro, tenemos que hacer el primer trasplante de pulmón en Chile. Empezamos a ir todos los días a Anatomía Patológica. Llegábamos a las 7:00 de la mañana a estudiar los órganos y su configuración para poder hacer esta intervención. Un día llegó una paciente que estaba muy mal. Necesitaba con urgencia un órgano de reemplazo. Nos miramos con don Jorge y dijimos a coro: la vamos a trasplantar. Como se dice en buen chileno, con una mano adelante y otra atrás, porque la verdad nos sentíamos preparados, pero, evidentemente, era una tremenda empresa. Llegó el donante y el día del trasplante. Al entrar había un ambiente relajado, tranquilo, de mucha confianza. Él fue también pionero del trasplante de pulmón en el país, algo que pasó inadvertido en ese momento. Después de él, en Santiago comenzaron a desarrollarse, pero él fue el primero. Nosotros trasplantamos a tres pacientes y luego abandonamos ese programa, porque no teníamos financiamiento. No así para el de corazón, donde teníamos apoyo sin causar desfinanciamiento a nuestro recinto asistencial”, cuenta el doctor Vera.

“A él se le ponía una idea en la cabeza y la realizaba. Tenía esa personalidad. Era un adelantado para su época. Hubiese sido ideal, sacar su alma y haberla puesto en un cuerpo más joven, para que nos hubiese acompañado más. Creo que murió antes de tiempo y nos dejó todo un legado a nosotros que, afortunadamente, por el grupo humano que conformamos lo hemos sabido llevar adelante con sencillez y efectividad. Era muy intelectual y estricto. Siempre ocupaba su tiempo en leer, en buscar. Nunca lo veías haciendo nada. Siempre estaba con un paper o una revista. Las catalogaba y nos entregaba la información dependiendo de nuestros intereses. El nos conocía mucho y sabía de qué manera llegar a nuestros corazones. Era un verdadero maestro. Yo no he vuelto a conocer a ninguna persona con esas características, porque los egos no dan pie para que se desarrollen personas tan geniales como él. Yo nunca pensé ser cardiocirujano y si hoy lo soy es gracias al doctor Kaplán. Yo no tengo más que agradecimiento y los mejores recuerdos de él, porque todo lo que soy se lo debo a él”, añade.

Para el doctor Andrés Vera, “el doctor Kaplán era un maestro en todo el sentido de la palabra. Era para nosotros un verdadero amigo, era tan cercano que no había tema que no pudieses conversar con él. Me da la impresión que los que tuvimos el privilegio de estar más cerca de él fuimos el doctor Aránguiz, el doctor Pedemonte y yo, porque fuimos los que más trabajamos con él. Eso no quita que muchos médicos del Servicio y del hospital también disfrutaron de él, porque generaba un respeto y cariño increíble”.

 

El legado: desde el primer trasplante al corazón artificial

 

Desde la perspectiva científica, el tema de los trasplantes ha avanzado mucho. Los pacientes tienen una mayor sobrevida. “El gran problema fue el rechazo. Al principio, teníamos escasas herramientas para atacarlo, por lo tanto durante mucho tiempo el trasplante lo hicieron pocos grupos en el mundo en espera de una solución, la que llegó en los años 80’ con el advenimiento de la ciclosporina, que permitió controlar bastante bien el problema y permitir que los pacientes tuvieran una vida más correcta, con sobre el 50 por ciento de sobrevida a 10 años. Fue ahí cuando empezó de nuevo el crecimiento del trasplante a nivel mundial y surgieron grupos importantes en Europa y Estados Unidos”, dice el doctor Pedemonte.

La Sociedad Internacional de Trasplante de Corazón y Pulmón, entidad a la que como Hospital pertenecen, reporta del orden de los cuatro a cinco mil trasplantes por año en el mundo. Para el doctor Aránguiz “esta droga fue trascendente para el crecimiento y desarrollo del trasplante en general. Por otra parte, en este periodo también han ido mejorando otros medicamentos; la protección cardiaca; las técnicas quirúrgicas y las máquinas de circulación extracorpórea, que asumen la función de corazón y pulmón. Todo eso se ha traducido en avances que permiten que, en este momento, la sobrevida de un trasplante sea mucho mejor que en los primeros años”.

En Chile, a comienzos de los 90’, en la Región de Valparaíso, se realizaron varias experiencias locales, pero el punto de inflexión llegó en 1998, aproximadamente, cuando se institucionalizó el Programa de Trasplante del Hospital Gustavo Fricke.

“Creamos un comité, guiado por el doctor Kaplán, que pudo pesquisar pacientes, definir protocolos sobre las indicaciones y el manejo postoperatorio. Ese año, el Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, un centro de provincia, comenzó a recibir a todos los pacientes del área pública que padecían de un problema de insuficiencia cardiaca y que no tenían otra opción que el trasplante”, recuerda el doctor Oneglio Pedemonte.

Actualmente, la cara visible de este programa es el doctor Ernesto Aránguiz Santander, quien destaca que como equipo es un tema que asumen “con mucha humildad, porque nuestro gran respaldo y apoyo es tener detrás la figura de un hombre como el doctor Kaplán, importante no solamente por lo que él significó como médico, sino por lo que él representaba como persona”.

Este grupo de profesionales ha seguido avanzando en este tema. De hecho, se han transformado en el grupo que más trasplantes cardiacos ha realizado en Chile, pero no obstante a eso, se dan cuenta que la tasa de donación en el país, a pesar de numerosos cambios en las leyes, normas y reglamentos, no ha mejorado, por el contrario ha disminuido. Ese es un problema actual.

Para otros órganos que necesitan reemplazo, antes de llegar a él cuentan con vías de apoyo. Ante esta realidad, surgió dentro del equipo un cambio de filosofía y se dedicaron al manejo de la insuficiencia cardiaca terminal de forma integral.

En 2009 –añade el doctor Pedemonte- “nos dijimos, por qué nosotros, si somos un grupo con experiencia en insuficiencia cardiaca terminal, con el mismo espíritu pionero del doctor Kaplán, no aportamos a nuestros pacientes algo similar”.

Empezaron a investigar qué se estaba haciendo en el mundo y, en ese momento, se usaba un dispositivo de asistencia ventricular conocido como LVAD. El doctor Vera viajó a Pittsburgh a operar en vacas con este sistema. “Era algo innovador, pero había algo que me faltaba, que no me convencía”.

Años más tarde junto al doctor Pedemonte participaron en el Congreso de Cardiología y Cirugía Cardiovascular que se realizó en Concepción. Dentro del programa había una charla sobre LVAD con técnica mínimamente invasiva que la iba a dictar el doctor Sebastián Rojas de la Medizinische Hochschule Hannover (MHH).

“Fuimos, nos miramos con el doctor y nos dimos cuenta que era eso lo que estábamos buscando para nuestros pacientes. En la audiencia nadie se interesó mucho, porque era algo que nadie dimensionaba. Si no estás en el tema, no puedes llegar a soñar lo que un dispositivo como este significa. Cuando terminó su presentación conversamos con él, le contamos nuestros avances y quedó tan impresionado que quiso ayudarnos. Nos invitó a su hospital en Hannover. Estuvimos una semana trabajando con él y su gente. Nos enseñaron la técnica y volvimos a Chile con todas las ganas de configurar un equipo multidisciplinario e integral para realizar el primer trasplante de corazón artificial en el país”, relata el doctor Vera.

No dejaron ningún detalle fuera. Tocaron puertas y motivaron a muchas personas. Los médicos alemanes vendrían a ayudarlos en esta primera intervención, pero faltaba lo más importante: el dinero para comprar el dispositivo.

“Fue un verdadero peregrinaje. Muchos de nosotros formamos parte del directorio de la Fundación Dr. Jorge Kaplán Meyer, que busca –precisamente- desarrollar la atención de la patología cardiovascular del adulto y los niños. Así es que nos la jugamos por esta locura. Compramos dos aparatos, porque teníamos dos pacientes. Preparamos el día, llegaron los alemanes e hicimos los implantes”, recuerda el doctor Vera.

Este dispositivo era mucho más pequeño que otros, lo que implicaba menos infecciones, menos riesgo de trombosis y menos mortalidad. Incluso, era más rápida la recuperación. En comparación a los antiguos que existían, era un gran cambio. Otra ventaja de este corazón artificial era que no requería de un gran corte a lo largo del esternón, sino sólo dos pequeñas incisiones: una submamaria y otra en la parte alta del esternón, lo que era mejor tolerado por el paciente y, en caso de recibir trasplante definitivo, el esternón estaría mejor preparado.

Hoy, en 2015, el equipo puede decir con orgullo que no sólo han entregado este soporte a seis pacientes, los que han evolucionado bastante bien, sino que también a nivel de las revistas, sociedades y consensos científicos esta alternativa terapéutica se ha consolidado a nivel mundial. “En la Journal of the American College of Cardiology de abril (J Am Coll Cardiol 2015;65:2542–55) acaba de publicarse un consenso que señala que esta es una alternativa válida para los pacientes que no tienen posibilidad de recibir un órgano, incluso, están diseñados para los grupos de mayor edad como terapias de destino, es decir, definitivas”, enfatiza el doctor Pedemonte.

Sobre qué significó para el equipo de Cirugía Cardiovascular del Hospital Dr. Gustavo Fricke de Viña del Mar realizar esta cirugía pionera, el doctor Vera destaca que “en lo personal, fue saldar una deuda que tenía con el paciente y con nuestro maestro, porque nosotros estábamos aportando algo, así como él lo hizo en su momento. Estábamos haciendo historia, igual que él. Yo me siento tranquilo, porque hemos aportado a la sociedad”.

“La verdad es que nosotros, y esperamos mantener ese espíritu, nos sentimos sobre todo muy comprometidos. Tenemos un peso, que es bien importante: la figura del doctor Kaplán. Él fue, sin duda, una persona excepcional, ávida y dispuesta a aprender de quien fuera. Ese espíritu, nosotros lo recogemos. Más que dormirnos en los laureles en lo logrado, estamos pensando en lo que nos falta por alcanzar, esa parece ser la fuente de la juventud para nosotros los médicos: en la medida que uno esté dispuesto a estar siempre aprendiendo y a reconocer que todavía falta mucho por hacer, nos estimula a ser jóvenes de espíritu, por lo menos”, dice el doctor Aránguiz.

La visión primaria que tuvo el doctor Kaplán, la proyectó en sus discípulos de manera ejemplar, pues son ellos los que han continuado su tarea. “Yo creo que la idea fundamental a lo mejor él tampoco la tenía clara, pero él pensó que si se apoyaba al corazón se podía seguir prolongando la vida de un paciente. Hoy, ese aporte es indiscutible. Yo trato de responder un poco a ese legado. Eso es algo que me motiva dirigir la Fundación que él mismo creó, trabajar en ella y proyectar los valores que él nos entregó que tiene que ver con el desarrollo científico, con la formación de nuevos médicos especialistas, pero que también con el compromiso con la comunidad y la sociedad. La figura del doctor Kaplán más allá del trasplante, más allá del gran cirujano que fue, tiene otros valores: él proyectó una mirada un poco más holística de lo que es la medicina y eso es lo que tratamos, de alguna manera, de retomar en el seno de la Fundación. Tenemos muchas tareas por delante, en la filosofía de la doctrina que él nos entregó. Creo que él estaría muy orgulloso”, señala el doctor Pedemonte.

Para estos tres profesionales en el futuro hay que preocuparse de los jóvenes, de traspasarles esta experiencia para que sean ellos los que sigan el camino, manteniendo el mismo espíritu, el mismo orden, el mismo grado de desarrollo, las mismas intenciones de progreso que han tenido hasta ahora. Porque como el mismo doctor Kaplán decía “ojalá que los que han sido alumnos nuestros, sean más de lo que nosotros hemos sido”.

FUNDACIÓN JORGE KAPLAN MEYER   |   contacto@fundacionkaplan.cl   |   Viña del Mar

Fundación Kaplan ® 2016   |   disenomedios.cl

FUNDACIÓN KAPLAN en FaceBook

¡Únete a nuestra comunidad!