“En 10 años más tendremos una tercera alternativa para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca terminal”

Doctor Axel Haverich, profesor de la Universidad de Hannover (Alemania)
https://fundacionkaplan.cl/wp-content/uploads/2018/10/4-5-12_News.jpg

“En 10 años más tendremos una tercera alternativa para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca terminal”

Title:

Description:

4-5-12_News.jpg

“En 10 años más tendremos una tercera alternativa para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca terminal”

Doctor Axel Haverich, profesor de la Universidad de Hannover (Alemania)

4-12-15

 

La insuficiencia cardiaca terminal es catalogada por la comunidad médica como “la epidemia del siglo XXI”, de ahí lo esperanzadora de la clase magistral ofrecida este viernes 4 de diciembre en el auditorio de la Fundación Jorge Kaplan Meyer de Viña del Mar, por el doctor y académico de la Universidad de Hannover (Alemania) Axel Haverich, quien manifestó su convicción en que en los próximos 10 años existirá una tercera alternativa para este tipo de pacientes: la terapia celular.

Invitado por la Fundación que recoge el legado del pionero en los trasplantes cardiacos en Chile y ex alcalde de la Ciudad Jardín, Jorge Kaplan, el destacado profesor alemán planteó el escenario actual para enfrentar esta enfermedad, índices de sobrevida y las bajas tasas de donación de órganos.

Previo a la charla ofrecida a profesionales y estudiantes del área de la salud, el connotado académico explicó que existen 30 años de experiencia con trasplante cardiaco y sólo 10 con el uso de dispositivos de asistencia ventricular.

“Mientras los resultados clínicos del trasplante cardiaco se mantienen estables hasta ahora y no han podido ser mejorados, los resultados de los pacientes con asistencia ventricular han mejorado notablemente. No obstante lo anterior, todavía, después de 5 años de la intervención, los resultados del trasplante cardiaco son mejores que los resultados luego de un implante de un corazón artificial”, admitió Haverich, precisando que en este sentido, el trasplante sigue siendo la mejor opción para el paciente.

 

LO QUE VIENE

Pero lo más esperanzador del discurso del profesor Haverich, fue conocer los grandes avances que ha alcanzado la investigación científica y el surgimiento de una tercera opción para los pacientes con insuficiencia cardiaca terminal.

“Estoy convencido que en 10 años más tendremos una tercera alternativa para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca terminal: el trasplante cardiaco, los dispositivos de asistencia ventricular y un reemplazo biológico”, explicó el médico.

¿En qué consiste el reemplazo biológico?

“El futuro es a través de tejidos del paciente, crear nuevos órganos o quizás dispositivos biológicos de soporte y ya somos capaces de crear, a partir del tejido humano, una gran cantidad de células y seguirlas reproduciendo”, añadió el académico.

¿Eso significa que el corazón podría ser reemplazado?

“Probablemente no se requerirá cambiar todo el corazón sino que, como actualmente se hace con los dispositivos de asistencia ventricular, en el fondo crear un soporte biológico en vez de mecánico”.

En la Universidad de Hannover ya se están realizando pruebas científicas en ovejas. Lo extraordinario de estos estudios es que apuntan hacia un soporte biológico que permitiría ir mejorando las condiciones de salud del paciente.

“El dispositivo mecánico cuando se implanta nunca va a ser mejor que al momento del implante. El corazón que se trasplanta nunca va a ser mejor que al momento en que se trasplanta. Los dos probablemente tienen un decaimiento a través del tiempo. La idea que tenemos nosotros es crear un soporte biológico que sea capaz de mejorar a través del tiempo porque probablemente seremos capaces de entrenar y de mejorar la regeneración”, precisó el doctor Haverich.

Ya no será sólo el trasplante ni el corazón artificial, sino que la llamada “terapia celular”

 

SOCIO HONORARIO

Tras la clase magistral ofrecida por el médico alemán, el presidente de la Fundación Cardiovascular Jorge Kaplan Meyer, Oneglio Pedemonte, nombró a Alex Haverich como socio honorario de esta entidad.

Asimismo, y en representación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso, el doctor Antonio Orellana, declaró profesor visitante al facultativo y académico de la Universidad de Hannover.

“Estamos consolidando una relación de amistad con la Universidad de Hannover en un área particularmente importante para nosotros que es el desarrollo de la insuficiencia cardiaca terminal, el trasplante y el corazón artificial, que para nosotros va a seguir siendo motivo de mucha preocupación porque la insuficiencia cardiaca es la epidemia del siglo XXI y tenemos que resolver los problemas que tienen los pacientes”, destacó Pedemonte.

Al término de la actividad en la Fundación Kaplan, el profesor Haverich firmó un acuerdo marco de relación entre la Universidad de Valparaíso y la de Hannover, lo que permitirá un importante intercambio científico entre ambas casas de estudios.

El director del Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota, doctor Francisco Acevedo destacó la presencia del médico alemán y el aporte de la Fundación Kaplan al perfeccionamiento docente de las futuras generaciones de médicos.

“Creo que esto no es un azar sino que el resultado y la herencia del propio doctor Kaplan y de sus discípulos los doctores Pedemonte y Aránguiz quienes han sido capaces de mantener este legado. Estamos felices de tener estas instalaciones que ellos han financiado, porque aquí no hay fondos del servicio, son fondos que ellos han buscado y que han tenido el apoyo de la comunidad”, precisó Acevedo.

Category
Noticia