Testimonios


“Siempre digo, todo lo malo tiene su lado bueno y estar aquí es el lado bueno. Desde el primer día sentí cariño, cuidado y buen trato. Aunque al principio uno se cansa haciendo los ejercicios, te dan tiempo, te entregan confianza y de a poco uno se va adaptando. Aquí aprendí mucho, cambié mis hábitos, ahora me siento sana. Todos los pacientes deberíamos estar agradecidos para siempre de esta fundación, es realmente maravillosa”



“No existen las palabras para agradecer lo que hizo el Centro de Rehabilitación por mí. Aquí hay calor humano, además de una infraestructura maravillosa creada para el beneficio de los pacientes. El profesionalismo de los especialistas es excepcional, son amables y cordiales, te motivan a sanarte”


“Estoy muy agradecido del equipo humano que me atendió,son muy acogedores. La vocación de los especialistas es espectacular. Como la atención es personalizada,te van mostrando cómo uno va evolucionando. Los recuerdo con cariño a cada uno de ellos”